Ong Viva la Vida

La inversión para detener al SIDA

A pesar de que la Comunidad Internacional ha multiplicado por 15 el gasto relativo al VIH/SIDA en los últimos 7 años, la financiación de la lucha contra la pandemia continúa siendo insuficiente. (Datos del año 2005).Se calcula que en el 2005 serán necesarios 12.000 millones de $ para avanzar eficazmente en la prevención y el tratamiento en los países en desarrollo. En el año 2003, el gasto mundial fue de 5.000 millones de $. En vista de estos datos, resulta evidente la necesidad de que se produzca un gran salto cuantitativo y cualitativo en la financiación de la respuesta global al VIH/SIDA; lo cual requiere de un compromiso político multilateral que convierta la lucha contra la pandemia en una prioridad mundial.

Naciones Unidas creó en 1994 un Programa Conjunto, ONUSIDA, cuyo objetivo es coordinar los esfuerzos internacionales en la lucha contra el VIH. ONUSIDA.

Desde el 2001 se ha logrado abaratar considerablemente el coste de los tratamientos antirretrovirales para el SIDA y existen iniciativas para ampliar el acceso en países de medios y bajos ingresos. Entre ellas, el Plan 3×5 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pretende dotar de tratamiento antirretroviral a 3 millones de personas para el 2005. Iniciativa 3×5.

A diciembre de 2004 sólo 700.000, de los 3 millones previstos, recibían tratamiento antirretroviral. Para hacer posible su objetivo en el 2005, el Plan 3X5 necesitó 2.000 MM$ adicionales a los 5.500 MM$ presupuestados.

Muchos países y algunas entidades privadas se han involucrado en la financiación del Fondo Global para la lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria. Un organismo que moviliza y desembolsa recursos económicos para financiar estrategias nacionales de países en desarrollo. Fondo Global
El Fondo Global necesita 2.500 MM$ para continuar los programas comprometidos.

A pesar de que el gasto mundial relativo al SIDA se ha multiplicado sensiblemente desde 1996, ONUSIDA estimó que en el 2005 se necesitarán 12.000 MM$ para combatir el SIDA en los países en desarrollo; sin embargo en el 2003 el gasto mundial apenas fue de 5.000 MM$. En el 2006, las necesidades pasarán a ser de 20.000 MM$. In-forme ONUSIDA.

“La financiación total de la respuesta al SIDA requerirá un esfuerzo extraordinario que no puede cubrirse con los presupuestos ordinarios de desarrollo nacional e internacional planificados actualmente. Necesitará un liderazgo excepcional y deberá utilizar recursos inexplorados en el presente” (Informe 2004 de situación global de la epidemia del SIDA. ONUSIDA, 2003).

Existen iniciativas público privadas que investigan para desarrollar una vacuna contra el VIH. Recientemente España se ha sumado a una iniciativa francesa que coordina los esfuerzos de investigaciones de varios países europeos. IAVI.

Sin embargo los fondos destinados a investigación y desarrollo de la vacuna contra el VIH son mínimos; suponen tan sólo un 3% de la inversión en SIDA. Según datos de la Iniciativa Internacional para la Vacuna contra el VIH/SIDA (IAVI).

En todos los países afectados, con niveles de prevalencia del VIH tanto altos como bajos, el SIDA obstaculiza el desarrollo imponiendo una carga devastadora sobre los individuos y las familias. En los países mas castigados, está liquidando decenios de progresos sanitarios, económicos y sociales: reduce en varios años la esperanza de vida, agrava la pobreza y contribuye a empeorar la escasez de alimentos.”

El porcentaje de personas que viven en condiciones de pobreza en Burkina Faso aumentará del 45% a casi el 60% para el año 2010 (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. PNUD).

30 millones de niños y niñas menores de quince años quedarán huérfanos/as en menos de 10 años. (UNESCO 2004).

La matriculación escolar en la República Centroafricana y en Swazilandia ha disminuido ya entre un 20 y un 36% como resultado del número de huérfanos por el SIDA y de jóvenes, especialmente chicas, que deben asumir el sostenimiento familiar o el cuidado de los parientes afectados.

El VIH/SIDA puede provocar en regiones de África un colapso económico de gran envergadura si no se adoptan medidas drásticas para detener el avance de la pandemia.
Según El Banco Mundial (2003), el SIDA puede llevar a la ruina a países enteros al cercenar la capacidad de trabajo de las generaciones jóvenes y privar a los/as descendientes de los recursos educativos que harían de ellos/as personas productivas. (Informe Banco Mundial 2003).

En siete países africanos donde el número de personas que viven con VIH supera el 20% de la población, la esperanza de vida promedio de una persona nacida entre 1995 y 2000 es actualmente de 49 años, 13 menos que en ausencia del SIDA.

En Swazilandia, Zambia y Zimbabwe cabe prever que, a falta de tratamiento antirretroviral, la esperanza de vida promedio de las personas nacidas durante la próxima década disminuya por debajo de los 35 años (División de población de las Naciones Unidas 2003).

La epidemia ha contribuido a un rápido deterioro de los sistemas públicos de salud ya de por sí debilitados en los países de medios y bajos ingresos. En los países africanos se estima que entre el 19% y el 53% de las defunciones del personal sanitario están causadas por el SIDA.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comentarios: